sábado, 7 de marzo de 2009

Tomando Mate... con Mikel

Revisando perfiles vi un rostro tan duro que me impacto por la estructura ósea, por su pómulos y labios, por lo adusto de los ángulos.,.. por su cuerpo que me gustó y lo invité a venir.

Acepto venir a tomar te una mañana... y al entrar a mi estudio, se perturbo un poco, no sabía si atenderme o mirar lo que había entre tantos cosas, cuadros y esculturas... y un sinfín de tonterías que componen mi estudio.Le mostré casi todo lo que tenía a mano y él miraba emocionado... No toma cafe, con lo que me gusta a mi el cafe, asi que le invite un Mate que siempre es un gusto compartir, esa es la parte mas agradable de tomarlo, que se comparte... nos reímos saboreando la infusión, chupando de la misma pitillera y sintiendo lo amargo de la yerba. compartirlo nos sirvió de marco perfecto para retirar poco a poco la distancia que había, era obvio y evidente que me gustaba y esperaba que yo también a él... Mikel tiene la peculiaridad de tener en apariencia un rostro duro, pero tiene un gesto dulce que le da un aire aniñado en su trato y sus risas... al tocarme y casi sin querer, sentí sus manos buscando acaparar en inmovilizar mi cuerpo, -perdón- me decía cuando se daba cuenta de eso. Nos subimos a la cama... nos desnudamos y nos compartimos... Me mordía la nuca mientras oprimía mi cabeza en la almohada casi hasta ahogarme, montado encima de mi con sus piernas presionando las mias para abrirlas... podría jurar que mordió una a una cada vertebra desde la nuca hasta el sacro... mordió y beso cada una de mis nalgas y despúes de morderlas con fuerza hasta arderme le piel, nalgueaba copiosamente provocandome dolor y un grito ahogado... Yo como siempre, he sido un escandaloso, en contraste, el sólo aceleraba su respiración... y mordía con mas fuerza mi cuello, mi nunca... Cuando pude zafarme, lamí y mordí su cuerpo que tanto me provocaba, somos casi de la misma estatura, sólo que su complexión es muscular, y daba la sensación de mas grande. Lamí y mordí sus brazos, el tórax, el pubis hasta encontrarme su verga que curvada y dura dejaba ver una vena negra delgada larga desde el glande hasta casi la bese; engullí toda su dureza hasta chocar contra mi garganta y lograr abrirla... él, sólo echaba su cuerpo hacia atrás y ponía los ojos en blanco. Se puso un condón y una vez despúes de haberme lubricárme se monto sobre mi, con la firme intención de no dirigir absolutamente nada y solo mover su cadera contra mi y lograr ensartarme... después de arrimar y restregar su cuerpo, entro en mi culo y desde que puso la punta de su verga curva, en la entrada, ni un momento paro, importándole muy poco mi dolor que siempre es un placer inmenso. Cogimos, por largo rato, más de dos horas en diferentes posiciones y diferentes intenciones... la juventud, siempre es notoria ante lo que puede ser una tarde de dulce sexo, fuerte y dedicado, en medio del sudor mas esquisto.; Sentí como mientras entraba y salia de mi, caían sus gotas saladas mojándome literalmente la espalda o el torso según me tuviera. Despúes de un rato de sudor compartido, nos tomamos un descanso, para hablar y reír y para insinuarnos nuestro placer mutuo de lo bien que no sentíamos. Asi, en medio de todo, de mi cama, de las pinturas y de el hedonismo que puede resultar de todo esto, le pedí fotografiarlo para algunas ideas que me venia a la cabeza... (no se que pensaría si le dijera que estas ideas vinieron mientras lo tenía dentro de mi) Y desnudos, sudados con el semblante relajado, le tome fotografías que usaría para mis pinturas. El quiere una condonera de toda esta sesión de dibujos. yo, quiero dibujar y pintar su rostro... y poseerlo en mis lienzos.

Terminamos la sesión y nos dispusimos a terminar nuestro encuentro. -¿cómo quieres acabar?- me pregunto como buen macho que es... me monto de nuevo, no sin antes lamer y morder lo que tuviera mas cerca. Yo muy sumiso me deje y cuando me penetro de nuevo, abrazado a él, mordí sus bíceps con tal fuerza que le deje marcas en la piel. La venida... fue, como hacia mucho tiempo no era... años quizás desde que no hacia tal cosa... y el sabor era dulce y espeso...

Cuando hay tanta emoción por estar con alguien, tanta admiración a su belleza, tanta perturbación, por sus formas y por la forma de sentirnos, me quedo tan perturbado que se puede confundir las emociones, de la necesidad afectiva, con un enculamiento muy cabrón,... he hecho 9 dibujos de su rostro... 9 formas diferentes en que he logrado captar cada detalle de su nariz o de sus cejas y de sus labios que me inquietaron tanto.

Nos vimos a los dos días para comer... pero... no creo que lo vuelva a ver.... me gustó y me gustó mucho dibujarlo... me encantaría hacer un óleo grande con él, con su imagen con su rostro que me impresiona tanto, con el placer de haberlo tenido tan cerca tomando mate, en una tarde de calor que bendito Dios, sofoca mi cabeza.

2 comentarios:

Areko dijo...

Hermosamente excitante esta entrada, las pinturas ni se diga.
Ya extrañaba Maestro tus posteos, lo he disfrutado mucho.
Besos

Diego Hassky dijo...

Gracias Areko...
tu siempre tan gentil... me encanta como haces los escorsos, yo, soy tan malo en eso, jejeje
saludos