domingo, 30 de agosto de 2009

Dino Brugueiro.

Hace ya varios meses que nos conocimos. Esa vez, posó para mi con pena y un poco de pudor, es curioso que le guste exhibirse como alguien que tiene en la cabeza sólo abrir las piernas, pero que de fondo este buscando conectar su cordón umbilical. Es gentil, amable y hasta educado, como puede permitírselo la educación provinciana que recibió. Sin embargo, teniéndolo cerca no me provoca absolutamente nada... pero si se desnuda, es ante mis ojos, inmensamente hermoso y entonces me provoca de una forma muy especial... tengo una erección nada mas de mirarlo y es que, como buen negro, su cuerpo es casi perfecto, delgado, largo de músculos planos, negro de piel gruesa, verga larga, delgada y estética. Ese aroma que es tan particular en su raza... después de algunos jadeos, el aroma impregna e inunda mi cama y mi cuerpo. Es muy cariñoso conmigo... y me gustaría mucho poder ayudarlo, dice que quiere ser actor, que quiere ser modelo, que quiere hacer teatro y hasta un curso de actuación para cine esta tomando, pero... todo eso se dice y se comienza a hacer cuando tienes 19 años... con casi 30 es muy, muy difícil... Tiene un bio-tipo poco común que si lo explotara, estoy seguro que ganaría mucha ventaja. ¿cómo puedes ayudar a quien no te pide ayuda?... siempre dijo eso mi padre... y es verdad. En un país tan racista y de tradición colonial le será muy difícil. Es encantador y sexualmente es dulce... muy dulce y me halaga... estará en mi ciudad por dos meses, espero que podamos vernos de vez en vez y pasar alguna noche juntos, quiero pintarlo más... me gusta su cuerpo. Me gusta él.
Un santo negro