sábado, 16 de mayo de 2009

Tarde de placer con mucho calor.

Esa tarde mientras el descansaba salí por no sé que cosa a la tienda.... y cuando regresé, estaba desnudo sobre el edredón con la luz de la tarde cayendo sobre su cuerpo... ¡¡Dios, ... que hermoso es este hombre!! Lo demás fue tocar el cielo violeta en una inmensa cama rodeada de agua.

5 comentarios:

kappyqueens dijo...

Que bello post, mis felicitaciones por tanta felicidad.
Besos.

Areko dijo...

Hermoso todo, pintura y acontecimiento que va de lo cotidiano a lo sublime.
Besos para ambos

s david guzmán s dijo...

como siempre. Que gusto que alguien te pinte la verdad.

Algún día, algún día.

kappyqueens dijo...

Gracias Diego por tus palabras y por tu cariño.
Seguramente nos ven desde algún lugar maravilloso y nos esperaran como siempre.
Besos.

Alan Afuera dijo...

Como disfruto lo que escribes y las imagenes con las q lo acompanas.

Bien por ti!!

Alan