jueves, 7 de agosto de 2008

Mis ansias ...


La noche es una incógnita siempre… es cuando se te acumula el cansancio, o cuando te vienen las ideas o a veces, cuando el libido se altera y el cuerpo te demanda el roce de otro. El sábado pasado después de haber estado trabajando en mi libreta de apuntes, me decidí a dormir, pero era uno de esos días en que el simple roce de la ropa sobre mi piel provocaba contracciones en la verga y por consiguiente en el ano y las tetillas se erectaban buscando. Decidí poner una película porno para masturbarme fantaseando, pero ya habían sido tres veces en esa semana que yo hacia eso y estaba harto, necesitaba un aliento, unos brazos, un torso, una verga… así que son pensarlo mucho vi el reloj, eran las 3:20 am mire la cartera, había suficiente, me vestí con la menor cantidad de ropa posible y me decidí a ir a buscar un cuerpo que me diera placer y calmara las contracciones de mi cuerpo.
Llegue al lugar, pague, deje mi suéter y mi cartera en un locker. Y subí las escaleras, olía a sexo mezclado con humedad y alcohol.. entre a un salón negro como la noche y sentí el vaho de los presentes,, unas manos como un coro se apresuraron a tocarme y desabotonar mi overol, habidas y sigilosas sacaron mi verga y se la llevaron a la boca, sentí la succión como una bendición. Uno mas detrás de mi lamía mi nunca y sobaba mis nalgas, tratando e abrirlas y meter el dedo… dos mas subían mi camiseta para chuparme las tetillas y yo, me sentía transportado al limbo, cuanto había deseado sentirme así, envuelto por bocas y manos buscándome y dándome placer, sólo atinaba a tocar sus cabezas y presionar hacia mi para que el de abajo sintiera ahogarse y los demás el gusto que me daban sus lamidas… el sexo siempre es un placer enorme para mi y me transporta y me aísla de la realidad… todo era un soltarme a la sensación lúdica de los cuerpos, cuando en el jadeo me dice el de atrás que me abriera, que me dejara ir, que dejara entrar en mi… -ponte un condón- le dije… dijo en voz alta –mta güey- y se alejo . Que pena, pero no me iba a poner en riesgo solo por caliente…
La noche transcurrió y faje riquísimo con un tipo alto y muy dotado, y vi una vez mas como el condón no era requisito para nadie, .. antes estas cosas me sorprendían y hasta me asustaba, ahora, creo que es responsabilidad absoluta de cada uno de nosotros, y si bien me la pase “bien” no vale la pena el riesgo, así que una vez mas decline la oferta pero este, siguió lamiendo mis tetillas e hincándose para recibir verga en su boca… uno mas llego y le acerco la verga a su boca, ahora tenia dos, la del otro y la mía… de pronto se levanto, se bajo el pantalón y dejo al aire sus nalgas, presuroso el otro lo penetro sin ningún miramiento ni látex de por medio… “sorry con la pena” no seré cómplice de nada y quise soltarme… a lo que el penetrado reacciono, con furia y siendo mas grande que yo me succiono hasta provocarme venirme y sin poder escapar de la prisión de su boca. Era como una película mexicana donde se resiste la dama al beso y al mismo tiempo se rinde ante el… me vine, … casi en su boca pues aproveche que al jalar aire abrió las fauces y me salí para terminar en su cara.,, el sentir y ver eso el otro que lo penetraba se vino así, sin mas y a gritos dentro de él.
Saque un papel , me limpie y vestí… y me salí de ahí, al llegar al salón de abajo, me senté, extasiado y al mismo tiempo desconcertado, la gente esta infectada porque así quiere estar… y eso me asusta… pero no puedo hacer mas nada que no regresar ahí, cosa que vengo diciendo desde hace varios años y que al final solo cumplo por unos meses, antes e que mi ardor nocturno, me provoque buscar un cuerpo con el cual pueda desahogarme una vez mas.

1 comentario:

Señor V dijo...

INTERESANTE BLOG, NOS MUESTRA UNA PERPECTIVA DIFERENTE DE LA VIDA GAY, ME GUSTO. SON TUS PINTURAS?, DE SER ASI TE FELICITO.
SALUDOS