jueves, 7 de agosto de 2008

El solitario...

Este fue un día lleno de emociones por mi trabajo creativo… y como una rutina entro al Internet a buscar en mi perfil, “sucio y decente” algún mensaje que me haga sentirme deseado en física y mentalmente. Tenía varios mensajes de algunos admiradores y admirados, tres en mi correo decente y seis en el sucio… -las nalgas venden-, dije…

Respondí las invitaciones a tomar café y también las que me proponían sexo, duro a tope y sin piedad… ah y ¡bare back! , -¡Uy! sorry… soy fresa, gracias…. Lo que quieras, con condón- les dije. Pero había un mensaje saludándome de un solitario de la red con el que ya había estado y que por cierto había sido de mis mejores encuentros en los y últimos dos meses… joven, fuerte, tierno, vergón y muy complaciente, un toro a la hora de meterla. En su momento me había dicho que no quería repetir pues solo le gustaban los encuentros fortuitos de desmadre y sin intención de repetir. Así que ver el mensaje me dio gusto y emoción pues aun que solo sea sexo… me gusta pasarla bien y charlar y sentir al ser humano fuera del placer inmediato y animal que es el placer sexual. Después de varios mensajes, accedió a verme, fui por el, y muy apenadamente le pregunte su nombre, por supuesto que me acordaba perfectamente de el, solo que cuando me dijo que no repetía borre su nombre de mi cel y sus teléfonos, así que apenado se lo pregunte y el “solitario” me lo dijo entendiendo que lo hubiese olvidad.

Al llegar a casa, nos desnudamos, sacó sus poppers, yo los condones, saco un spray para alargar el placer y aguantarse el tiempo que fuera necesario para venirse. Hasta dejarme satisfecho . Puse los condones en la mesa cercana, varios mas de 10 y el lubricante, nos desnudamos y nos subimos a la cama… el me vio a los ojos, se hizo para atrás y se abrió de piernas, sin pensarlo y ante una verga erecta, de una dureza que lastima al golpear la cara con ella, venosa, viril y fuerte, ayudada por un cock ring que la hacia mas deseable para mi… sin mas preámbulos engullí es verga y succiones hasta sacarle un gemido e placer, cogí los poppers, aspire y el calor entro en mis venas y trague hasta mas allá de mi garganta, sintiéndome invadido y lleno provocándome la falta de aire… arcadas de placer que acrecentaban el suyo ante mi succión. Con sus manos presionaba mi cabeza aun después de que yo hiciera por zafarme, ¡wow, que placer! Sentir esa virilidad en mi tan cerca, olerla, lamerla morderla como si de un pedazo de carne ajena a él se tratara. Y el extasiado, balbuceándome mandatos y palabras de aprobación.

Así transcurrieron mas e 6 tracks del CD de Miguel Bosé “laberinto” postrado ante el, succionando y mordiendo su virilidad. ¡Que macho! , pensaba yo. El solitario expresaba su gusto con palabras tiernas, yo era el sucio que no sabia como llamarle a lo que sentía, jalábamos poppers de vez en vez y eso provocaba que el placer fuera intenso… -Cógeme por favor-, le dije. El, que obtiene su placer provocándolo en el otro, presuroso se puso un condón, - híncate y voltéate- me dijo, -jala poppers,.. ¿ya?- pregunto. Y sin mas me penetro hasta el fondo… los poppers ayudan, de otra forma habría sido doblemente doloroso, pero no tan placentero… el calor invadía mi cuerpo, sentía caliente el ano, y un hormigueo por toda mi columna vertebral hasta la nuca. Me jalo hacia si desde los hombros y bombeo salvajemente por largo rato, provocándome sentir que tocaba el cielo y caía envuelto en unas alas inmensas, de el por supuesto, pues en su asirme pareciera que me cubría y por un momento me deje ir solo de sentirme poseído y cubierto por su cuerpo y sus jadeos,… me provoco tres orgasmos solo asi de sentirlo dentro de mi.

Era increíble sentir su dureza y su cuerpo firme manipulándome a su antojo, por suerte es tan alto como yo y eso siempre es una bendición… pues no hay nada mas placentero que sentir la fuerza de un otro al mismo pelo que tu, a su antojo y decisión. Así estuvo por largo rato, yo sintiendo un placer inmenso y sintiéndome lleno de él, hasta que de verdad como todo un macho cabrón educado, me aviso que se vendría… no se cuanto tiempo había pasado, pero acepte que lo hiciera, pues ya habían transcurrido bastante desde que empezamos y era justo que después de mas tres orgasmos y de haberme venido dos veces, el lo hiciera y terminara. Grito y empujo, hasta sentir que de verdad me partía… fue delicioso, de verdad delicioso…

Después de asearnos y de calmar el jadeo, bese sus piernas y lo bese a él, el placer siempre es algo que agradezco infinitamente, pues es tan corto y tan grande comparado con lo demás que siempre lo agradezco y mas si es memorable… El “solitario” tiene un cuerpo muy armónico, es alto y de cuerpo firme y definido, Nalgón, estomago plano con músculos sin ser producto de un gimnasio… muy agradable y de una verga venosa, dura, estética y larga. Se la estuve agarrando mientras charlábamos, siempre es una incógnita sentir el miembro viril de un cabrón y mas cuando este es así. Quizás será como el álter ego de sentir que yo no soy tan potente como el, pero es un placer himnos sujetarla mientras hablamos.

La conversación se torno agradable en torno a mi trabajo creativo y a su búsqueda interna personal, agradezco la confianza… es encantador este chico solitario, que como un ángel nocturno entro esta noche en mi casa, para recordarme que la vida… es un regalo de Dios.

Mis ansias ...

La noche es una incógnita siempre… es cuando se te acumula el cansancio, o cuando te vienen las ideas o a veces, cuando el libido se altera y el cuerpo te demanda el roce de otro. El sábado pasado después de haber estado trabajando en mi libreta de apuntes, me decidí a dormir, pero era uno de esos días en que el simple roce de la ropa sobre mi piel provocaba contracciones en la verga y por consiguiente en el ano y las tetillas se erectaban buscando. Decidí poner una película porno para masturbarme fantaseando, pero ya habían sido tres veces en esa semana que yo hacia eso y estaba harto, necesitaba un aliento, unos brazos, un torso, una verga… así que son pensarlo mucho vi el reloj, eran las 3:20 am mire la cartera, había suficiente, me vestí con la menor cantidad de ropa posible y me decidí a ir a buscar un cuerpo que me diera placer y calmara las contracciones de mi cuerpo.

Llegue al lugar, pague, deje mi suéter y mi cartera en un locker. Y subí las escaleras, olía a sexo mezclado con humedad y alcohol.. entre a un salón negro como la noche y sentí el vaho de los presentes,, unas manos como un coro se apresuraron a tocarme y desabotonar mi overol, habidas y sigilosas sacaron mi verga y se la llevaron a la boca, sentí la succión como una bendición. Uno mas detrás de mi lamía mi nunca y sobaba mis nalgas, tratando e abrirlas y meter el dedo… dos mas subían mi camiseta para chuparme las tetillas y yo, me sentía transportado al limbo, cuanto había deseado sentirme así, envuelto por bocas y manos buscándome y dándome placer, sólo atinaba a tocar sus cabezas y presionar hacia mi para que el de abajo sintiera ahogarse y los demás el gusto que me daban sus lamidas… el sexo siempre es un placer enorme para mi y me transporta y me aísla de la realidad… todo era un soltarme a la sensación lúdica de los cuerpos, cuando en el jadeo me dice el de atrás que me abriera, que me dejara ir, que dejara entrar en mi… -ponte un condón- le dije… dijo en voz alta –mta güey- y se alejo . Que pena, pero no me iba a poner en riesgo solo por caliente…

La noche transcurrió y faje riquísimo con un tipo alto y muy dotado, y vi una vez mas como el condón no era requisito para nadie, .. antes estas cosas me sorprendían y hasta me asustaba, ahora, creo que es responsabilidad absoluta de cada uno de nosotros, y si bien me la pase “bien” no vale la pena el riesgo, así que una vez mas decline la oferta pero este, siguió lamiendo mis tetillas e hincándose para recibir verga en su boca… uno mas llego y le acerco la verga a su boca, ahora tenia dos, la del otro y la mía… de pronto se levanto, se bajo el pantalón y dejo al aire sus nalgas, presuroso el otro lo penetro sin ningún miramiento ni látex de por medio… “sorry con la pena” no seré cómplice de nada y quise soltarme… a lo que el penetrado reacciono, con furia y siendo mas grande que yo me succiono hasta provocarme venirme y sin poder escapar de la prisión de su boca. Era como una película mexicana donde se resiste la dama al beso y al mismo tiempo se rinde ante el… me vine, … casi en su boca pues aproveche que al jalar aire abrió las fauces y me salí para terminar en su cara.,, el sentir y ver eso el otro que lo penetraba se vino así, sin mas y a gritos dentro de él.

Saque un papel , me limpie y vestí… y me salí de ahí, al llegar al salón de abajo, me senté, extasiado y al mismo tiempo desconcertado, la gente esta infectada porque así quiere estar… y eso me asusta… pero no puedo hacer mas nada que no regresar ahí, cosa que vengo diciendo desde hace varios años y que al final solo cumplo por unos meses, antes e que mi ardor nocturno, me provoque buscar un cuerpo con el cual pueda desahogarme una vez mas.